Estampación de camisetas personalizadas. Camisetas serigrafiadas para hombres y mujeres. Serigrafiamos con el logotipo de tu empresa  o imagen corporativa todo tipo de prendas y ropa laboral. Camisetas personalizadas al por mayor, de calidad, baratas y siempre al mejor precio.

605 268 932 | 965 566 829

info@camisetas-serigrafia.es

Calle Villena, 7 Bajos
Banyeres de Mariola
03450 Alicante

Menú

Cómo debería quedarte una camisa

Fecha de publicación: julio 19, 2018

Cómo debería quedarte una camisa

¿Sabías que en Camisetas Personalizadas también contamos con varios modelos formales? Son prendas perfectas para atuendos laborales o cualquier ocasión. Pero la calidad no lo es todo, hoy te explicaremos cómo debería quedarte una camisapara poder lucir genial sin importar tu tipo de cuerpo, talla o complexión. Sigue leyendo y encontrarás diferentes tips con los que lograrás que esta elegante pieza se vea aun mejor en ti, así que toma nota y prepárate para ir de compras por tu camisa perfecta.

Realza tu rostro

La camisa es una prenda que cubre casi la mitad de tu cuerpo, por lo que su correcto uso es esencial para lograr que tu atuendo se vea perfectamente bien. Una prenda de este estilo bien utilizada puede realzar los aspectos positivos de tu cuerpo y ocultar aquellos no tan favorecedores. La meta al vestir con este modelo es desviar las miradas hacia el rostro, por eso debemos crear una especie de forma de “V”, bien sea desabotonando un par de espacios en la parte superior, o utilizando capas como un blazer o un chaqueta con el cierre a medio subir.

Empecemos por el cuello, esta área es de suma importancia ya que es la que enmarca el rostro. Para un acabado ideal, deberíamos ser capaces de insertar dos dedos entre la tela y la piel al encontrarse abotonado completamente, de manera que esté perfectamente ajustado sin llegar al extremo de apretar, dejando un pequeño espacio para que haya un poco de ventilación.

Los cuellos puntiagudos serán más halagadores para personas con rostro redondo, y los abiertos para las de cara angosta. Aquellos altos con aberturas serán mejores para los individuos de cuello largo y los angostos, puntiagudos, para los de cuello corto. El objetivo aquí es alcanzar un balance entre tu camisa y tu cara.

Puntos de referencia importantes

Sigamos con las mangas, estas nunca deberían ser tan ajustadas como para mostrar detalles de tu brazo, pero tampoco holgadas, permitiendo movimiento y ventilación sin excederse. El puño debería terminar donde la palma de tus manos y tus muñecas se unen, aproximadamente un par de centímetros después del hueso. Debe ser lo suficientemente ajustado como para no poder pasar de la mano, pero a la vez permitir el flujo de aire y no causar restricciones. Al doblar tu brazo, la manga no debería subirse más de cuatro o cinco centímetros.

La costura de los hombros debería coincidir con los huesos de esta área. Las sisas deberían sentirse cómodas al movimiento, sin molestar en la parte inferior del brazo. Sin embargo, tampoco deberían ser muy grandes, así que un buen truco para saber si tienes espacio en exceso en esta área es vistiendo la prenda por dentro de tus pantalones. Si al levantar tus brazos a 45 grados tu camisa se sale más de un par de centímetros, probablemente las sisas estén muy bajas u holgadas.

En general, si quieres saber cómo debería quedarte una camisa, considera que la parte del torso debería ser ajustada, nunca apretada o muy suelta. Lo ideal es que al halar suavemente veas unos 5 o 7 centímetros de espacio entre tu cuerpo y la tela, de otra manera se hará incómodo y además tampoco se verá muy bien.

Elige el largo correcto

Si te gusta llevar camisas por dentro de los pantalones, el largo debe ser suficiente como para que no se vaya a salir con el movimiento. Las prendas creadas especialmente para ser usadas de esta manera tendrán la parte de atrás un poco más larga para evitar accidentes. Por otra parte, si más bien gustarías vestir tu camisa por fuera, esta debería ser lo suficientemente larga como para no revelar lo que hay debajo, sin llegar debajo del extremo inferior del cierre de tu pantalón o de los bolsillos traseros. Lo importante acá es lograr favorecer la forma de tu cuerpo sin llegar al punto de la incomodidad.

Ahora que sabes cómo debería quedarte una camisa, esperamos que te sientas libre de escoger la de tu preferencia y lucirla perfectamente en cualquier ocasión, después de todo esta es una prenda indispensable en la moda masculina y femenina. ¿Eres de las personas que no utilizan esta clase de modelos? Coméntanos el por qué, y si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales.

© 2018 Desarrollado por DOOVER NETWORK